Inicio Política En segundas líneas, los ministerios van a empezar a moverse

En segundas líneas, los ministerios van a empezar a moverse

56
Compartir

El análisis de Claudio Jacquelin sobre los cambios en el gabinete

A continuación, los principales conceptos:

Uno de los cambios que era muy previsible es el del ministro de Salud Jorge Lemus por Adolfo Rubinstein.

Sin embargo, cada vez que se le preguntaba al Presidente lo negaba, no era demasiado enfático en este caso.

Macri tuvo una relación muy estrecha con el ministro saliente Lemus. Fue ministro también en la Ciudad y se fue porque el entonces jefe de Gobierno tampoco estuvo conforme con su performance.

El Presidente una concesión al radicalismo. Entra un radical sin demasiada inserción partidaria que si bien es muy cercano a Ernesto Sanz que es el radical más cercano a Macri, no es un militar de inserción partidaria.

En cambio, se va un ministro que sí tenía una inserción partidaria, que tenía una vocación por ir por la gobernación de su provincia, Formosa, Ricardo Buryaile , ex ministro de Agricultura y ex gremialista del sector agropecuario.

Buryaile se va porque faltó dinámica en su gestión. Se mencionan temas como el de la ley de semilla, muy conflictivo en la Argentina. Tampoco se había avanzado en el tema carnes y biocombustibles.

De todas maneras se va a un gran destino, a ser embajador ante la Unión Europea (UE). En sus manos va a haber negociación entre el vinculo de la UE y el Mercosur.

Luis Miguel Etchevehere viene de familia radical, fue militante de Franja Morada pero ningún radical lo reconoce como propio y lo ven como parte de la Sociedad Rural Argentina.

Es un hombre muy frontal, ha dado una pelea muy fuerte contra el Gobierno deCristina Kirchner y siempre se mostró como un acompañante muy fiel de la gestión macrista.

Es ese tipo de ministros que a Macri le gustan mucho como le gusta Patricia Bullrich, que dan pelea, que van al frente y que llevan a cabo las cosas. Es probable que haya privilegiado estas características de Etchevehere antes que los cuestionamientos.

Una de las cosas que más le disgustan a Macri son las críticas del círculo rojo o de los sectores que no le tienen aprecio, por lo que, que le digan que gobierna para los ricos y que lo ponga a Etchevehere es casi un desafío. A él le gusta desafiar.

Hay dos ministros, Sergio Bergman y Lino Barañao , que tienen la lupa.

Por un lado Bergman ha tenido acciones muy controversiales y pocos avances en su área específica.

En el caso de Barañao, que tenía en su inserción mucha legitimidad ante la comunidad científica pero ese vinculo está un poco roto. No garantiza que la comunidad científica tenga llegada al Gobierno.

Seguro que en segundas líneas de los ministerios van a empezar a moverse.

Los ministerios se armaron intentando buscar un equilibrio y que respondieran fácilmente al PRO, pero esa etapa terminó.

Donde el uno o el dos no tengan una relación aceitada, es probable que se vayan

LANACION

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here