Inicio Historia de Empedrado Empedrado Corrientes Historia

Empedrado Corrientes Historia

374
Compartir

Corría el año 1826… y un día 4 de septiembre el gobernador Pedro Ferré fundó por Ley lo que es actualmente Empedrado, llamándose al pueblo Capilla del Señor.

El origen de Empedrado viene desde los primeros años de la colonización, cuando los españoles levantaron las reducciones de Nuestra Señora de la Candelaria de Ohóma, sobre el arroyo que hoy lleva el mismo nombre, y de Santiago Sánchez, sobre el arroyo que llevaba ese nombre y que hoy se llama Empedrado. Ambas reducciones fueron varias veces destruidas por los indios chaqueños y otras tantas reconstruidas.

En 1779 el Cabildo de Corrientes pidió autorización a monseñor Malvar y Pinto para levantar una capilla en el pago de Empedrado, dada la autorización la construcción no llegó a concretarse.

En 1807 el obispo Benito de Lué y Riega concedió una nueva autorización en tal sentido y la capilla fue puesta bajo la advocación de Nuestro Señor Hallado, imagen de Jesús crucificado que, según la tradición, había sido encontrada en 1773 por Felipe Olivera, colgada de un árbol, cuando regresaba de una peregrinación a Itatí. Los pobladores lo adoraron y en 1808 erigieron una capilla.

En 1814 la población de Empedrado designó ya un diputado al Congreso Provincial y posteriormente una ley del 28 de julio de 1825 autorizó al Poder ejecutivo a realizar la fundación de un pueblo en ese lugar y siguiendo su política de desarrollo urbano el gobierno de Ferré le compró a Dionisio Suárez, a comienzos de 1826, un terreno de dos mil quinientas varas en cuadro para asentar allí el pueblo y sus ejidos.

El día preciso de la fundación llevada a cabo por Pedro Ferré no se conoce, pero la Ley del 14 de septiembre de 1825 aprobó los actos de gobierno y al pueblo se lo denominó Capilla del Señor.

Su escuela fue creada en 1827, su puerto fue habilitado para el comercio en 1852 y en 1864 quedó habilitada su Municipalidad.

Sus lugares históricos en el departamento son Ocantos Cue, Arroyo sombrero, Laguna Sati, Laguna Tabaco.

El 29 de junio de 1913 se concreta en realidad el proyecto de la fabulosa Mansión de Invierno, con su Hotel continental, Casino y Sala de Fiestas, realización destinada a ser la primera en Sud América y para equiparla se trajo todo el moblaje de Francia, la cristalería de Murano, las porcelanas de Florencia, los vinos de las mejores procedencia, los cocineros y maitres de los mejores hoteles del mundo. El imponente edificio sobre el Paraná ocupaba una superficie de 12.000 metros cuadrados, con campos de golf, tenis, excursiones de caza y pesca, etc.. Es difícil precisar cuales fueron las causas de su paralización, a poco más de un año de su inauguración; quizá descuidaron el aspecto comercial o hizo crisis la tensa situación europea que culminó en la 1ra. guerra mundial. Solo queda un tenue sueño de la “bella époque”.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here