Inicio Nacionales El Gobierno busca cerrar los cinco frentes de tormenta que abrió con...

El Gobierno busca cerrar los cinco frentes de tormenta que abrió con las provincias

10
Compartir

Hubo reuniones en la Casa Rosada con los gobernadores Vidal, Cornejo y Morales. Polémica por el aumento impositivo al vino, el azúcar y el tabaco sumado a la reducción del gravamen a los electrónicos y el Fondo del Conurbano

La Casa Rosada empezó a cerrar los cinco frentes de tormenta que tiene abiertos con los gobernadores tras el anuncio de la reforma tributaria que se dispone impulsar el presidente Mauricio Macri. Y para esto convocó hoy a mandatarios de diferentes provincias para empezar a diagramar una eventual solución de cara a los siguientes ejes conflictivos: los aumentos al impuesto en el tabaco, los vinos, el azúcar, la reducción total de los gravamenes a los productos electrónicos y el polémico Fondo del Conurbano bonaerense.

El ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibieron durante el transcurso de la tarde a los gobernadores de Cambiemos María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy). Esto forma parte de las negociaciones que comenzarán a rodar el jueves próximo cuando Macri reciba a las 15 en la residencia de Olivos a todos los mandatarios provinciales con la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal como telón de fondo.

“Estamos abiertos al diálogo, a la negociación y no nos cerramos en que tenemos la verdad absoluta”, expresó a Infobae un destacado funcionario de la Jefatura de Gabinete que formó parte de las reuniones.

En medio de este clima acuerdista se empezaron a diagramar algunas soluciones posibles a la queja generalizada de muchos gobernadores por la reforma tributaria y los cinco frentes de batalla que deberá encarar Macri.

Se mencionó la posibilidad de que el Gobierno estaría dispuesto a eliminar el aumento al vino que se detalló en el proyecto de reforma tributaria anunciado por el Presidente hace una semana. Pero en la Casa Rosada todavía no dieron por cerrado este tema: “Todo está sobre la mesa y seguimos dialogando”, destacó un funcionario cercano a Frigerio.

Por otra parte, ante la queja de Cornejo por el aumento al vino y de Morales por el incremento que tendrán las bebidas gaseosas con azúcar, en la Casa Rosada sostienen tajantes: “Hay que tener cuidado con esos reclamos porque detrás de todo malestar hay un fuerte lobby”.

En la reunión con los gobernadores con Frigerio y Dujovne estuvieron además de los gobernadores el ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza; el vice jefe del gobierno porteño Diego Santilli; el secretario de Obras Públicas y Vivienda, Alejandro Caldarelli; el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero y también se había sumado hacia la tarde el senador radical de Mendoza, Julio Cobos, uno de los más duros con la Casa Rosada ante el aumento del gravamen al vino.

“Si no llegamos a un acuerdo antes del tratamiento del proyecto tributario en el Congreso todo puede ser problemático y peligroso”, admitió ante Infobae un funcionario de la Jefatura de Gabinete.

En el Ejecutivo tienen previsto sumar otras reuniones con mandatarios provinciales antes del encuentro de Macri este jueves. También está prevista una agenda posterior. Por ejemplo, la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, que está muy molesta con la Casa Rosada por la eliminación impositiva a los aparatos electrónicos fabricados en el país, se reunirá en los próximos días con Frigerio y Dujovne.

Los cambios impositivos planteados por la Casa Rosada abrieron duras batallas transversales que van más allá de los partidos políticos y se encuadran en la defensa de las economías regionales. Así, por ejemplo,  una alícuota de hasta el 29% en bebidas blancas (hasta ahora ese porcentaje es del 20%), un gravamen del 17% en cervezas (hoy es el 8%), vinos y sidras 10% (hoy no alcanzados) y el aumento impositivo en gaseosas y jugos con azúcar agregada el 17% (hoy pagan entre el 4% y el 8%) desató un fuerte vendaval en provincias cuyanas y del norte argentino.

Por otra parte, la gobernadora Bertone convocó de urgencia a sus ministros la semana pasada cuando se conoció el proyecto que impulsa una drástica reducción de impuestos internos para los productos electrónicos fabricados en el país, entre otras medidas, que afectarían catastróficamente las finanzas y los ingresos de la provincia de Tierra del Fuego.

En los cigarrillos se prevé un incremento de la alícuota previsto en un 70%. Este tema generó un fuerte malestar en las provincias del litoral y entre las empresas tabacaleras que amenazan con despidos del personal si el Gobierno no revierte esta decisión.

En tanto, el otro frente de batalla se dará entre los gobernadores y Vidal por la reinstalación del Fondo del Conurbano Bonaerense. En Cambiemos creen que se debería esperar una resolución de la Corte Suprema sobre este tema pero también admiten que ante el malestar que ello genera en el resto de las provincias. Ayer, se empezó a esbozar una fórmula alternativa que no implique quitar a las provincias fondos coparticipables para Buenos Aires. Pero el ministro Lacunza dijo en diálogo con Infobae: “No pudimos arribar a ningún acuerdo. Todo esto se está dialogando”.

Infobae

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here