Colombi cambió el diagnóstico: ahora el cuadro es complicado

Colombi cambió el diagnóstico: ahora el cuadro es complicado

139
Compartir

Luego de ver el escenario en vivo y en directo, el go­bernador Horacio Ricardo Colombi cayó en la cuenta de que la situación en la locali­dad de San Luis del Palmar, donde estuvo ayer a la sies­ta, es “muy complicada” y se manifestó “preocupado” por­que recuperar la normalidad llevará “un buen tiempo”, según dijo.

Hasta el martes pasado el mandatario consi­deraba que el cuadro “esta­ba controlado”, pero ahora piensa distinto y se alarmó por el problema del agua que avanza pese a que en los úl­timos días no llovió en esa zona, por el contrario el tiem­po ha mejorado y salió el sol.

¿Qué sucedió para que Co­lombi cambiara de opinión? Respuesta: fue a ver lo que pasaba.

Ayer a la siesta estuvo un poco más de media hora en San Luis del Palmar, allí re­cibió un informe sobre los barrios afectados y visitó uno de los centros de evacuados, donde dialogó con los veci­nos damnificados. Como es su costumbre saludó a los chicos y especialmente a todo aquel que se le acercaba con una camiseta de fút­bol. Después habló con la prensa. Según declaracio­nes que obtuvo radio Sud­americana, el mandatario expresó que “la situación es complicada, el agua es demasiada”.

El martes último -72 horas atrás- cuando visitó Corrientes la ministra de Seguridad de la Nación, Pa­tricia Bullrich, el Gobernador fue consultado por los me­dios sobre las inundaciones y dijo que “la situación estaba controlada” y detalló que es­taban brindando asistencia”. Ayer volvió a repetir que en materia sanitaria y alimen­taria “está todo bajo control”, pero descubrió que el cuadro es un poco más complejo y se definió como “preocupado”.

Ver las cosas no es lo mis­mo que se lo cuenten.

Colombi demoró más de una semana en recorrer la zona afectada. El fin de se­mana pasado, cuando miles de correntinos se debatían ante el temporal, él estaba en Goya viendo un partido de fútbol. Ayer, con el cielo despejado y el sol alumbran­do fuerte llegó a San Luis. En ese marco, luego de ver el desastre, reflexionó que “hay que replantearse el esquema de obras” por los efectos del cambio climático.

Además argumentó con el caso de Santa Ana, donde el negocio inmobiliario perju­dicó la geografía trastornan­do el escurrimiento de las aguas: “En los lugares turísti­cos el sistema de la construc­ción de barrios cerrados hizo que se cierren los desagües naturales y hoy el problema es muy grave. Es muy proble­mática la situación y hay que buscar una solución de fon­do”, concluyó. Luego siguió viaje.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

No hay comentarios

Dejar una respuesta